l director de uno de los bancos líderes de la City porteña no salía de su asombro cuando, a inicios de la semana, le llegó el informe con el reporte cambiario correspondiente al mes de noviembre. Ahí se destacaba que, por primera vez en más de una década, la institución había comprado a sus clientes más cantidad de dólares de los que había vendido.

Inmediatamente, agarró el celular y le mandó un WhatsApp a un colega suyo de otra entidad. Y después a otro. Todos bancos de primera línea. En confianza, le habían transmitido el mismo resultado: noviembre pudo haber quedado en la historia como el mes en el cual se dio un cambio de tendencia pocas veces visto.

Deja un comentario

*
*

Required fields are marked *